Imagenes en Celeste

lunes, 9 de julio de 2007

De mitad de Cancha directo al Corazón....


Han pasado muchos jugadores, algunos muy talentosos, otros con mucha garra, estos siempre son recordados, pero son muy pocos los que han mezclado, calidad, garra, entrega, amor por la camiseta y respeto por la hinchada...

La palabra “Ídolo” ha sido muy manoseada, un jugador con un par de partidos buenos, ya es nombrado como Ídolo por algunos, antes ganarse el cartel de Ídolo costaba sangre, sudor y lagrimas, si vemos que los Meléndez, Molinas, Trejos, Cornejos en su tiempo no sacaron chapa de Ídolos, aun cuando el recuerdo esta vivo en los hinchas, hoy con la mitad de lo que hicieron serian iconos principales de la actualidad Celeste.

Pero en su momento el fútbol Chileno se lleno de buenos jugadores, Trobianni, Reinoso, Sergio Díaz, Merlíni, eran nombres fuertes más allá de la cordillera y acá lo demostraron, hacerles sombra era muy difícil, pero a Rancagua llego un gran jugador, llego un grande, pero lo que vendría lo hizo Gigante...

Era el año 1990, y un jugador de dilatada trayectoria venia a llenar el vacío dejado por un trasandino que estuvo solo una temporada, pero deslumbro a todos los hinchas Celestes. Pasos por River, Newells, América de Cali e incluso la selección Argentina eran un buen presagio...

Y con los primeros partidos nos mostró que no solo era un crack con el balón, la entrega y el sacrificio que imponía en la cancha, empezaron a alojarlo rápidamente en la retina y corazón de los hinchas rancagüinos, pero hubo jugadas que lo comenzaron y terminaron de elevar al puesto de Ídolo...

Mediodía nuboso en la precordillera de Santiago, en la cancha Católica y OHiggins disputan un parejo partido, hasta que desde el centro de la cancha, el jugador que llevaba la camiseta Celeste con el 10 pegado a la espalda, se despacha un tirazo que vuela por los aires para clavarse en el arco norte del reducto de San Carlos de Apoquindo, sin duda un golazo, un gol único, pero claramente el que no haya sido unico, hace tan diferente a este jugador de muchos otros que llegaron por Rancagua.

Verano del 91, se juega la liguilla de Copa Libertadores, O´Higgins con un triunfo volvería luego de 7 años a Copa Libertadores, y viene quizás la jugada que más recordamos los que viviamos a la Celeste por esos tiempos. Para relatar esta jugada, dejare un texto escrito el 30 de octubre del 2005:

Con el tiro de Roque vivimos segundos de expectación, de nerviosismo, de ruego, de ilusión... Con la pelota dentro del arco se desato la alegria, la emoción, el orgullo, con Roque corriendo toda la cancha para celebrar con su gente supimos lo que era querer y entregarse por una camiseta, y lo que es querer y admirar a un jugador. Los segundos tras la conquista los vivimos con el orgullo de ir a Copa Libertadores con uno de los mejores goles que ha visto el Estadio Nacional....Vino el empate de la uc, y la pena, la tristeza, la desolación se apoderaron de aquel codo sur y de cada rincón del mundo donde estuviese algún alma Celeste, el pitazo final fue el fin de las ilusiones, la vuelta a la realidad y masticar el fracaso.Tras las horas y los días se construyeron nuevos sueños Celestes, seguimos siendo orgullosos de ser OHigginianos y seguimos acompañando a nuestro club.Con un gol, para muchos el más bello de los 50 años, vivimos lo que ha sido nuestra vida Celeste, muchos sentimientos que hemos tenido con nuestro club.


Y no solo fueron los goles de mitad de cancha los que llevaron a Roque al corazón de los hinchas, fue su entrega y amor por la camiseta, el respeto por la institución y sus hinchas, y el querer estar en OHiggins por sobre otros clubes y terminar su exitosa carrera con la Celeste.

Sin duda el cariño de los hinchas es reciproco, y lo ha demostrado en innumerables ocasiones, una mancha en la historia lo del 96, y mancha para los hinchas que no respetaron al Ídolo, un regalo su presencia en los 50 años, más aun por el haber querido siempre estar en tan importante aniversario.
Ídolos de Verdad, no nació en Rancagua, pero es más rancagüino que muchos, de corazón rojinegro, pero claramente compartido con el Celeste que pinta el Cielo.


2 comentarios:

Nacho dijo...

Realmente la palabra idolo por lo que vi se asemeja a roque y los mas probable con mi vision tan negativa de todo nunca mas podre encontrar a algun jugador celeste como los concebi con los pensamientos de niño que tenia...

Roque Te doy un hijo...

y a Merlini la vida loco

buzz dijo...

Es verdad, costará mucho encontrar a un ídolo celest, un personaje asi, era muy pequeño pero recuerdo haber escuchado mucho de ese gol, historias de las personas viajando, accidentes y muchas anecdotas que encerraron al gol celeste mas hermoso de la historia., que no vamos a negar, tambien fue hermoso por el marco. No estuve presente ese dia en el precordillerano, sin embargo me he impregnado de ese dia durante toda mi vida.

Te felicito amigo, siempre tienes las mejores palabras por Roque, y por tu cara , se que cuando te reencontraste con el en el cincuentenario, te emocionaste mucho.

Saludos amigo. y me faltaba tanto leer estas historias.