Imagenes en Celeste

lunes, 20 de agosto de 2007

Esperanzas

Han pasado grandes campañas , de las cuales nos hemos sentido orgullosos. Estos son los denominados "buenos momentos", pasan y las esperanzas crecen, eso que los mortales llamamos "la vara alta". Hoy tenemos la vara alta, en el año 2006 cumplimos una excelente campaña y vemos que la posibilidad de volar alto existe.
Un año similar lo sentí a comienzos de 1995, es uno de los pocos años que recuerdo bien. La campaña anterior habia sido una exceletnte campaña; El vicecampeonato de la Copa Chile y el tercer lugar en el torneo nacional nos dejaron con ganas de tomar la copa. Dura meta.
Sin duda la Celeste fue el equipo sorpresa de 1994, y recuerdo bien las enormes espectativas que se formaron frente a ese plantel. La salida de Pellegrini y de jugadores claves en la campaña `94, daban aires de incertidumbres, aires opacados con el animo de la hinchada que ya la Copa no la mirabamos desde abajo. Recuerdo que se hablaba la llegada de Borghi, recuerdo haber escuchado a mi abuelo criticar el evidente sobrepeso de Claudio (el ex correcaminos). Jamas imaginariamos que el nuevo arquero Cristian Trejos (llegando de Palestino), mas tarde se convertiría en nuestro referente de amor y de lo que significa el "mojar la camiseta". De Antofagasta llegaba Jorge Gómez y de Osorno José Ortega. De Jugar en el Millonarios de Colombia vendría a anotar goles junto al notable Moises Avila Cristian Torres.
Miraba con admiración este gran plantel, notables personas nos habian hecho soñar tanto el año anterior.
A pesar de ser un pequeño adolescente, recuerdo nítidamente que mi abuelo me llevo a saludar, cerca del supermercado las palmas , en el centro de la ciudad, al mismo Roberto "Guagua" Hernandez, de la mano de él llegariamos a la copa. No tenía dudas.
Es que este era el equipo de Clarence Acuña, de Jorge Diaz, de Ávila, del "Mauro" y del "Tomatín". No podía imaginar que los malos momentos ya vendrían.
Todo hacia parecer que volabamos alto y que llegariamos más alto aún pero al pestañar y al separar los parpados , todo había cambiado ,ya estabamos peleando el descenso.¿Que pasó con esa loca esperanza?.
No hay otra manera de amar a Ohiggins. Llenas tu corazón de niño de una esperanza única, de pensar que se viene el año para tu amado color y luego de esto las penas, la angustia y cosas que nunca terminarán.
Esta es la razón por la cual me alegra tanto un gol. La campaña , quien esté en la banca y en la direccion del club bien poco me importan, el gol lo grito con lágrimas siempre.
Ellos nunca sabran lo que es, tener esperanzas de niño. Las esperanzas infantiles no tienen precio y es lo que da vida a una hinchada tan hermosa.
Por que Ohiggins es el que llena el cansado corazón, las luces de la bengala que se expanden por el humo del extintor, son la esperanza de esos niños que recien comienzan a entender , son la alegría y amor incondicional de los que ya entendimos hace algún tiempo.
Durante el partido del Sabado con los destellos, pude mirar los rostros de mis hermanos chicos, y en sus ojos vi esa esperanza que poseen sólo los niños, como la tuve yo a fines de 1994.




Saludos a los hinchas Celestes, que con su esperanza, llenan el estadio...
La Copita viene, en honor a todos los hinchas que durante años hemos gritado el "OHI,OHI", y si esa copa no llega, la esperanza continúa y la pasion crececiendo.

7 comentarios:

Macarena Soria dijo...

Amigo que lindos recuerdos.

Que bonito escribes, linda historia. Espero que estes bien y cuidate mucho.

Raulito invitame al estadio pues.

PABLIN-CTS dijo...

WENA BUZZIN
MUY BUENO EESTE BLOG..
Y MAS BUENOO AUN SI ES DE SERES TAN CELESTES KOMO USTEDES

ESO
TE SEGIRE POSTEANDO
CHAOHI!

tinaja dijo...

Grande wn!
siempre me gusta leer todo
lo que escriben aca..de verdad es un exelente blog, siempre muy buenas historias que van quedando en el camino! ...

Gracias por deleitarnos con historias de hinchas o cosas o anegdotadas varias...

SAludos un gran abrazo amigo!
cuidate y nos estamos viendo cuando dios quiera.

Pancho dijo...

Muchas veces las ilusiones te terminan matando...pero filo, asi es el futbol...asi es O'Higgins, aunque siempre hay una alegria mas que celebrar...

Guen blog...sigan no mas

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nacho dijo...

Soy ruebeolo , soy rubeolo, rubeolo soy yo........

Cumpa excelente narracion, pero el hincha como yo , no tiene iluciones ni esperanzas de nada.. solo queremos que pase lo que tiene que pasar y cuando pase hay que estar.

Saludos Raulito espero compartir un brebaje en un tiempo corto

jona dijo...

genial viejo.................
que buena que cada vez la familia celeste se inunde de estos comentarios de la vida de ohiggins te elicito...........pon mas biografias de ohiggins 1994 en la final de copa chile y el golazo de joel molina con esa zurda majestuosa........

vale gracias....jm