Imagenes en Celeste

jueves, 15 de noviembre de 2007

Rancagua 1964.

Hay un lugar por ahí en el tiempo, un Rancagua, varios años atrás, donde hay rivalidades, pero los que eran hinchas del Braden dicen que Carlitos Bustos es el mejor arquero que ha pasado por O´Higgins, y los del América aun recuerdan los goles de Juito Soto...

A veces se pelean, claro cuando se van de copas unos recuerdan que el equipo de los mineros es de puros ricos y miraban en menos a los canarios del América, y los otros le sacan en cara que gracias a ellos Rancagua llego al profesionalismo, pero las peleas no duran mucho, al rato se vuelven a llenar los vasos y brindan por el golazo del fin de Semana de Desiderio y empiezan a planear el viaje en tren a San Antonio.

Y las risas inundan el lugar cuando uno recuerda el patadón que le puso Canelo al win que jugaba por el Lister Rossel, “si lo hizo volar 5 metros dijo uno”, “y quedo tirado en la pista de cenizas” celebra otro mientras.

“Pero como juega ese cabezón” dice un antiguo Americanista, “y es un artista con el balón” dice uno que pareciese haber salido recién del Liceo de Hombres, sin duda Desiderio es el preferido de todos, y en eso se ponen de acuerdo esos que gritaban por los canarios y los que alentaban a los albiverdes hace menos de 10 años.

En Rancagua no se habla de otra cosa, es el O´Higgins de José, que tiene revolucionada a la ciudad, un equipo arrollador que mezcla a la perfección la garra y rudeza de su zaga con la magia de su delantera.

Los trenes se llenan de hinchas alegres, el Estadio Braden se colma de multitudes, ese año O´Higgins arrasó en la B para volver a Primera tras un paso de un año por los potreros.

Mis respetos a quienes si vivieron aquella epoca, este texto solo pretende graficar lo que lograba hacer aquel mitico cuadro de 1964 en Rancagua, extraido de textos e historias de jugadores e hinchas de la epoca. Los hechos relatados no guardan relación con hechos reales de la epoca, mas si tienen mucha relación con como pudieron ser.






Carlos Guerra, junto a Manuel Canelo, o el "Soldado Canelo" como lo llamaba Federico Vairo, compañero de la impasable zaga de OHiggins 1964.

2 comentarios:

la hiel dijo...

Y las risas inundan el lugar cuando uno recuerda el patadón que le puso Canelo al win que jugaba por el Lister Rossel, “si lo hizo volar 5 metros dijo uno”, “y quedo tirado en la pista de cenizas” celebra otro mientras.

Tienes pasta pa esta wea wn xD. Quedo la raja la historia. En realidad creo que tienes facilidad para relatar estas cosas y a la vez quizas poner en el tapete la vida cotidiana de la gente. Por ejemplo en la frase que cité al principio, en realidad es super poco, pero a mi parecer quedo super bien escrita, con una simple conversación en una mesa y unos copetes salió a flor el folclor del hincha, por asi llamarlo..En realidad lo veo a modo personal, porque es tipico aveces que despues de los partidos o en distintas e innumerables instancia, uno se sienta en alguna parte con unas chelas a conversar con los amigos sobre el partido.

En Fin...quedo buena la wea..podriai si, escribir como te dije la otra vez, desde distintos puntos la vida de O'Higgins, esto con relación a las personas que viven el dia a dia en todo esto, un hincha (como en este caso), el aguatero del equipo, un jugador, etc, etc.

y eso xD...

ya shoro nos vimos..

Ojala tu jefe se pegue la ascurria y te dé el lunes..(emp)


chao

mikd29 dijo...

exelente relato, que linda época debe haber sido, un equipo que le da alegrias a la gente, ojalá vivamos eso pronto....