Imagenes en Celeste

miércoles, 27 de junio de 2007

Estar Solo...

Los que vamos al estadio desde chicos, cuando niño lo hacíamos acompañados de nuestro viejo o de algún adulto, muchos lo siguieron haciendo por siempre así, pero algunos en algún momento separamos este camino.

Recuerdo el final de la temporada 1993 y mi padre estaba muy enojado con el equipo, con los dirigentes, y mirándolo ahora tenía toda la razón, pero para mí en ese tiempo OHiggins era el partido del fin de semana y ahí había que estar. Y además los enojos con la Celeste a mi padre siempre le duraban poco.

Pero la temporada del 94 decidió no ir, y ahí tendría que arreglármelas para ir solo o convencer a alguien de que me llevara al estadio. Además que por esos años muchos estaba enojados con la forma en que era llevado OHiggins y simplemente no iban a la cancha.

Así llego el primer partido, por copa Chile, y creo que esa vez partí solo al estadio y le pedí a un caballero que me pasara con él, entre por la tradicional puerta Angostura de Freire y me fui al lugar donde estuve por primera vez en el estadio, pero esta vez no estaba mi viejo, tampoco mi tío, y esa tarde noche por primera vez vería un partido sin compañía en el Mundialista, fue extraño estar solo ahí, pero como fuera yo siempre quería estar en el estadio. Y con mis 13 años era raro para la gente ver un niño solo en el estadio, en un tiempo que pocos niños eran hinchas de OHiggins y que menos aun se veían por el estadio.

En esa copa Chile hubo viajes a Santa Cruz y otros viajes cercanos que no pude ir, y que si todo hubiese estado bien seguro mi padre se hubiese animado. Fueron muchos los partidos que vi en mi lugar de la galería solitariamente, ya luego de algunos me era familiar la gente que se ponía alrededor y si alguno fallaba se notaba, recuerdo que luego del primer partido siempre compraba mi entrada niño para entrar.

Ese año se hizo una gran campaña, terceros en el torneo y finalistas en Copa Chile, a viajes a Santiago logre convencer a mi padre que me llevara, así estuve en un gran triunfo por 1 a 0 ante unión en Santa Laura, el empate 2 a 2 en Monumental, una caída de 3 a 1 en el Nacional, y una boleta en la precordillera.

En agosto de ese año con motivo del día del niño mi padre me hizo socio, uno de los regalos más lindos que he recibido, que orgullo sentía teniendo mi carnet, ni carnet de identidad tenia, pero si tenia mi carnet de OHiggins, el partido estreno de mi calidad de asociado fue un triunfo de 3 a 0 ante Universidad de Chile, que lo vi junto a un primo en la Angostura.

Mi padre fue a algunos partidos, me acompaño al partidazo 4 a 1 ante Rangers con golazo incluido de Pestaña, el empate a 1 con el Colo, viajamos a la final de la Copa Chile y a la definición para la conmebol, además de las dos primeras fechas de la liguilla.

Gran parte de esa campaña la viví solo en el estadio, fue un paso necesario para darme cuenta lo importantísimo que era OHiggins en mi vida, y también fue como cortar ese cordón umbilical de hincha que a muchos nos liga con nuestro padre y estar con OHiggins porque así lo quería, muchos festejos fueron abrazando a desconocidos, extrañando los brazos de mi viejo, que tercamente no quería volver al estadio.

Ahora a veces cuando estoy en el corazón de la galería miro hacia aquel rincón de la angostura y recuerdo lo mucho que significa para mi, que ahí vi por primera vez a OHiggins y ahí decidí que estaría por siempre junto a él.

Actualmente ya no voy solo ni estoy solo en el estadio, esa fue la única temporada solitaria, y gracias a Dios nunca he estado solo en ninguna cancha, siempre un abrazo de alegría ha sido compartido, o una lágrima de tristeza ha sido consolada por otro u otra Celeste.

Saludos a todos.

Este sábado vayan a la Anticuchada de la Trinchera, compartamos entre Celestes, mantengamos siempre viva a la Hinchada Celeste.

2 comentarios:

Marote dijo...

Muy buena historia pancho
Es raro ese momento que empiezas a ir solo al estadio...
recuerdo tenia como 10 años y empece a ir solo al estadio, igual fue como cuatico, xq yo iva solo x el hecho de que mi madre se sentaba en otro lado, yo iva al lado de la barra (Bohemios Celestes creo que en ese tiempo) alla me juntaba con mi primo, era el unico que conocia ahi...


Ahora despues de varios años, de nuevo en una barra, pero ahora mas comprometido y con muchos mas amigos...


Saludos cumpa

PIBE ZAMORA dijo...

Cuando empecé a ir a los Bohemios, iba a tribuna con mi papá y antes de que empezara el partido me arrancaba a la Rengo.
De pendejo me pasaba a la cancha después del partido, por ese portón que está al lado poniente de la Rengo, más de un polerón rajé.
Me hice socio el 99, ahí ya iba casi independiente. Pero tenía mi grupito siempre para ir al Teniente, nunca estuve solo y ojalá nunca lo esté...