Imagenes en Celeste

martes, 5 de junio de 2007

Aquellas primeras lagrimas....

Y veníamos mal, el inicio del año había sido nefasto y ya había cobrado la primera victima, al técnico German Cornejo, pésimo manejo del estratego, mal ojo, dejo ir a Carlos Maria Morales que después seria un gran goleador, en Chile y México.

Se fue Cornejo y llego Pellegrini cuando ni siquiera imaginaba que podría llegar a ser uno de los técnicos más reconocidos a nivel mundial, con el llegaron jugadores desde Europa como Olmos, Ugarte, Mardones, que se sumaban a los que ya estaban entre ellos el Ídolo, Roque Alfaro.

Era más menos la fecha 7, quizás más o quizás menos, y nos enfrentábamos a colo colo, que venia con el cartel más grande que podría tener en su historia luego de un tricampeonato, libertadores y todo eso que los delincuentes tiran en cara para graficar su “gran amor” hacia su club, para todos el triunfo parecía un imposible, para mi era un sueño, como tantos construidos sobre los cimientos más fuertes del mundo, mi amor infinito hacia O´Higgins.

Esa semana fue especial, por como se esperaba el partido, y particularmente por que algo me hacia sentir seguro que ganaríamos, esa semana pique papel toda la semana como loco, tenia una bolsa inmensa, ya el día antes del partido, todos esos días no hacia más que hablar del partido y que seguro ganábamos aun cuando nuestra posición en la tabla dijera lo contrario.

Llego el domingo, ansioso total desperté temprano, las horas se hacían eternas hasta que vino un almuerzo familiar en casa, donde tíos y primos se burlaban de que llevaría el papel a pasear al estadio no más, yo sabia que no seria así, si incluso pique tanto porque no solo llevaba para la salida, llevaba también para el gol. Termino del almuerzo y con mi padre, un tío y un par de primos enfilamos hacia el Templo de Ilusiones, que aquel día sería más sagrado que nunca, en menos de 5 minutos ya estábamos en la fila para entrar y luego a hacer la espera en nuestra tradicional ubicación de Tribuna Andes.

Y comenzó el partido, con un lleno total en El Teniente, y la ilusión de todos por dar la sorpresa, esa ilusión que nos hace ser Celestes, la búsqueda de lo difícil, el pelear cuando casi todo esta en contra y con lo mínimo hacer mucho.

El gol siempre estuvo más cerca del arco Celeste que del visitante, pero vendría lo que soñé, lo que tanto quería que ocurriera, lo que estaba seguro que tarde o temprano pasaría, vino un centro y un despeje de Margas que Pancho Ugarte conecta de voleo, en un voleo que iba el corazón, pasión, ilusiones y sueños de los miles de Celestes presentes en el Mundialista y repartidos por el mundo.

Ese voleo tenia destino de red, y con ese gol supe lo que era la mayor alegría que había sentido hasta mis 11 años de existencia, con ese gol lance todo el papel que tenia, abrace a cuanta gente había alrededor, y el corazón a punto de estallar, sentí los ojos y las mejillas mojadas no me explicaba que me pasaba, era primera vez que sentía tanta emoción, sentí un poco de vergüenza, pero cuando mi padre noto las lagrimas me abrazo con todas sus fuerzas, estábamos cumpliendo un sueño, de chico a grande, cuando nadie daba un peso por nosotros derrotábamos a un grande con disfraz temporal de gigante, derrotábamos al pesimismo de muchos que ya se daban por perdidos antes que comenzara a rodar el balón.

Esa tarde por primera vez supe lo que eran lagrimas de emoción, de que el corazón te palpite mucho más allá de lo normal, de entender que hay algo que va más allá de uno y controla las emociones, entendí que ser Celeste es demasiado especial, es soñar con imposibles, construir sueños por muy irreales que parezcan y por sobretodo amar a O´Higgins aun en las peores y cuando todos nos den por derrotados.


Pancho Ugarte, uno que con tan solo un año quedo en el recuerdo de los hinchas, por su manera de jugar aguerrida y mojar siempre la camiseta, aquella tarde su pie nacio una gran alegría, una emoción enorme para un hincha que con tan solo 11 años derramaba sus primeras lagrimas por la camiseta Celeste.

4 comentarios:

buzz_Ohi dijo...

Puta amigo que Honor poder ser el primero en postear tu hermosa historia.

Debo reconocer que tambien estuve ahí ese dia, con mi Padre y mi hermano. Y me emocioné hasta las lagrimas. Que lindo escribes y gracias por invitarme a vivir en celeste. la llea.

Muchas veces hemos hablado de lo mismo : De lo bendecido que me siento de ser un celeste mas, de ser una persona que vive por una pasión y no solo por vivir. Esto es mi pasión en Ohiggin io creci y ahí he conocido todas las cosas hermosas de mi vida y se que esto jamas va a terminar.

Puta hermano, tu sabes que te estimo mucho, y esas mismas lagrimas de los 11 años las he visto ahora que estay viejo y peludo, pero siempre por lo mismo....La Celeee.

Te quiero cumpita.

Y ute sabe, aca estamos.

la hiel dijo...

La wea loca, siempre se me hacen nudos en la garganta leyendo estas historias, pero no estoy triste, es la nostalgia, aveces de momentos dificiles, pero sobre todo del sentimiento que queda al leer cada línea y de expirementar esas locas sensaciones mirando un rectangulo verde con gradas alrededor y unos palitroqes vestidos de celeste detro de su perimetro..=)

Bueno en finn..

Saludos Francisco=)
gracias a ti y a buzzesihio por concretar y llevar al papel o a este blog en este casoxD,el sentimiento que implica ser hincha de O'higgins.

Marote dijo...

Muy buena historia, casualmente unno de los goles que mas he gritado a sido contra colo colo, puta que es bkn celebrarle un gol a esos flaytes...

Doy gracias a mi vieja x hacerme hincha de O´Higgins, x enseñarme lo que era esta pasion, ser hijos del sufrimiento, que no se nos den las cosas faciles, es algo muy inexplicable ser Celeste y me siento orgulloso de serlo.

Gracias a O´Higgins encontre unos muy buenos amigos, muchas gracias por todo.


saludos cumpa, nos vemos

LeoMasteR dijo...

Muy buen relato panchito.

Cuando los llamados grandes venían a sufrir solamente a Rancagua, espero que volvamos a ganarle al colo para sacarme todas las balas que tengo acumuladas y enrostrarles que somos el capo de provincia. Espero poder volver a ver a O'Higgins con el triunfo frente al popuflayte. Espero que nuevamente un gol cómo el del bajito Francisco Ugarte nos brindó.

Grande O'Higgins y toda su gente.