Imagenes en Celeste

martes, 19 de junio de 2007

Recuerdos...

Recuerdas la primera vez que fuiste al estadio, quizás si o quizás no, puede que hayas sido un bebe o quizás ya ibas en la barriga de tu madre. Recuerdas como esperabas el domingo para enfilar al estadio y hacer esas largas filas para ocupar el lugar de siempre. Te acuerdas del “Dale Minero, Dale No ma...” del Clan Celestin o el “Vayas a donde vayas yo voy contigo” de la Fortaleza. Como no recordar al Huaso Vargas, Miguel Ángel Neira, o al IDOLO Roque Alfaro, como no recordar aquel grito popular “Pégale con la garrafa Mauro” en alusión a nuestro gran central.

Como olvidar los triunfos de 1 a 0 a colo colo, los cabezazos del Pelao De Luca, o cuando el loco Trejos nos hacia creer en nuestra inocente infancia que sacaba los balones con la vista solamente, te acuerdas del sonido de trompeta y lo que costo aprender hacer sonar una, las banderas con palo de colihue, la caseta arriba de la marquesina antigua, y las informaciones con la terminación de “informo sonido y televisión”.

Te acuerdas del “Vamos vamos OHiggen... somos locales OHiggen” que salía del corazón de la Andes, te acuerdas de haber jugado contra Colchagua y General Velásquez por Copa Chile. O si te ponias en tribuna como esperabas el entretiempo para ir al centro de la andes en busca de las preciadas cabritas, recuerdas lo complicado que era hacer la insignia con Bernardo OHiggins. Recuerdas los equipos Celestes enteros, y las micros que tenian dibujado atrás un Celestin.

Celeste como el cielo, celeste como tus ojos madre, decía Tito Garrido en la radio, mientras pasaban los comerciales de Sanitarios Verona o la Botica Anich... así que escuche partidos en el norte contra Iquique, Cobreloa y Cobresal, donde siempre el destino más común era una derrota.

Recuerdas que cuando no había extintores se tiraban papeles con harina en las barras jejeje y que a veces el confort reemplazaba a las cintas de papel, eran otros tiempos, ni mejores ni peores que estos, pero es cuando conocimos a OHiggins y nos enamoramos de él, seguramente en 15 o 20 años algunos recordaran, los goles de Mario, a Gian y sus goles salvadores, a la Trinchera y la fiesta en la galería, la bandera gigante, el día que nos tomamos Melipilla o como llenábamos nuestros sectores en Santiago, lo importante es que lo recuerden y que con el paso de los años la pasión crezca.

Cuando se discute de Ídolo no impongo a nadie, salvo uno, obviamente Roque, de grandes jugadores tampoco, para mi Juanito Reyes fue un grande y seguramente para otros era un banquero sin gracia, me acuerdo de Aldo Vega y el Ñato Climent, así que si alguna vez conversando con alguien menor me nombra a Olea o a otro no lo criticare, lo aplaudiré porque a pesar del paso de los años seguimos en la misma. Porque pueden pasar los jugadores, los dirigentes, pero lo que nunca pasara es la alegría, los recuerdos y todas las historias de tu gente que vive en Celeste.

OHiggins me enseñaste a vivir, a soñar, el amor, la amistad, la incondicionalidad, te debo mucho más que la vida y seguramente ni siquiera con una eternidad te podría pagar.

5 comentarios:

buzz dijo...

Gran Amigo Francisco. Me emocione ,me imagine a mi hermano chico hablando en 15 años mas. Hablando de la Bandera gigante y riendose de lo inocente que son nuestras canciones hoy.

Gracias por invitarme a este proyecto amigo. ute sabe que le quiero perro.

Tienes toda la razon, la celeste es la que se adueña de nuestra felicidad y nos da la paz que neceistamos. Ni en mil años podria pagar lo que la celeste ha hecho para mi.

Nos vemos.

Pancho Ortiz dijo...

Es muy bueno que una generación entera se empape de los recuerdos. Una generación que no pudo disfrutar de los años -quizás- más gloriosos de O'Higgins. Una generación que por culpa de distintos factores no supo lo que era ser Celeste, pero que hoy, gracias a iniciativas coo estas, pueden disfrutar de una historia que se ha alargado por más de 52 años.

PaiTo dijo...

Panchi!!!Lindo lo que escribiste....no se de nada de eso, tu sabes, no soy hincha de O'higgins, pero de tanto escucharte hablar, creo q ya hasta un poco de cariño le tengo a tu equipo....
Me dejaste pagando el martes
Besoooooooooooos
Te keroooooooooooo

Cristóbal Figueroa dijo...

Cuando entro al maldito messenger, siempre ( o casi siempre) me encuentro con mi hermano chico Luis Francisco; y no puedo dejar de poner atención en su "nickname". . . En estos últimos días el llamado de Pancho dice " pasa, lee, emociónate, vive en celeste". Me hice el loco varias veces, porque todas estas cosas de recuerdos de "la celeste" me dan pena ( la verdad pura), en el entendido de que para mi el CD OHiggins es como un ser querido que nos ha dejado y que se ha ido al cielo, transformándose en un IMBORRABLE recuerdo. Pero sin afan de ponerme amargo, leyendo las talentosas lineas de mi corpulento amigo, me doy cuenta de que detalles y hechos que pensaba eran exclusivos de mi memoria, también fueron registrados por él. ¿ Cómo olvidar al viejo que gritaba " vamo` Ojigueeeeen " . . . " ahora si que sí OJigueeeeeeen " . . . . " somo` locale` OJigueeeeen " . . . . Parecía un grito de alguien que caía por el despeñadero, grito que comenzaba con fuerza y terminaba en un suspiro cansado . . . de hecho, con mi amigo Coipo, con quien siempre nos sentábamos en la amarga tribuna Andes del mítico mundialista, bautizamos al viejo aquel como "El Precipicio" .
Gracias amigo Francisco. Tú y tu familia constituyen la herencia más linda que me dejó un viejo y recordado amor, el CD OHiggins de Rancagua.

brian molko dijo...

puta weon, emocionante, el hueveo pa tocar la corneta (la que vendian en el estadio), los partidos con los grandes, "el dale minero", "pegale con la garrafa mauro",a pesar de que pasamos mas sufriendo que alegrias, la celeste es un sentimiento, una pasion, algo que no se puede explicar...