Imagenes en Celeste

lunes, 28 de julio de 2008

El logro de una Mamá....

Por Esther Díaz S.

Esta historia comienza muy simple, como esas cosas tan simples que tiene la vida. No soy fanática del fútbol, porque desde niña jamás en mi casa se escuchó o un partido de fútbol. La razón era muy simple: A mi padre nunca le ha gustado el fútbol, cosa rara pero cierta y además era el único hombre de la casa.
Del futbol solo sé que la pelota en la red es un gol, que cada tiempo dura 45 minutos. No me pregunten por nombres de jugadores porque no doy una, menos de equipos ni de tabla de posiciones.
Cuando era Lola (qué tiempos más hermosos) mi pololo de aquellos años y esposo hace 17 años, pertenecía al Clan Celestín, recorrió todo Chile, con su amado Clan y jamás pudo encender en mí el cariño por el fútbol, solo una vez logró llevarme al estadio a ver jugar al club de sus amores. Hoy, con el paso de los años, y con dos hijas preciosas, una de ellas ha logrado lo que nadie había hecho: Hacerme sentir entusiasmada con un relato de fútbol de la celeste, vibrar con un gol, sentirme contenta con el resultado del equipo.
Ella hizo que para sus 15 años fuera a la Gamboína con la camiseta y un lápiz (que compré especialmente para que no se borrara) a buscar un recuerdo de cada jugador y lo dejaran estampado en la camiseta, que la acompaña cada vez que va a alentar a su amado O’Hi O’Hi. Ahora puedo decir que a mis 43 años alguien logró que sintiera cariño por un equipo de fútbol, pero no cualquier equipo, sino que el mejor: O’Higgins de Rancagua.

No hay comentarios: